Optimizando recursos, maximizando resultados

Ahorro de costes

  • Reducción de costes tecnológicos. Acceso a las mejores tarifas gracias a las economías de escala.
  • Reducción de costes salariales. Se evita la contratación de nuevo personal especializado.
  • Acceso a un equipo experimentado en distintas tecnologías, dedicado exclusivamente a velar por las campañas de los clientes.
  • Mayor control sobre los costes
  • Mayor flexibilidad, posibilidad de traslado de costes fijos a variables.
  • Optimización de recursos evitando recursos comerciales dedicados a la gestión de campañas.

Aumento de ingresos

  • Mayor concentración en la actividad comercial.
  • Flexibilidad y rapidez en la gestión de campañas
  • Optimización del tiempo (menos labores administrativas y técnicas).
  • Reducción de imprevistos que puedan afectar a los ingresos de la compañía
  • Posibilidad de  comercializar todos los formatos publicitarios.
  • Óptimo cumplimiento de las campañas.